divendres, 21 de juliol de 2017

¿Por qué leemos revistas del corazón?

Hola a todos. El tema de hoy,creo que tendré personas encontra,pero no es mi intención,que quede claro.
El otro día en la peluquería que voy habitualmente,mientras esperaba mi turno,estuve ojeando revistas del corazón que se dice. Tengo que reconocer que hacía mucho tiempo que no tenía ninguna en mis manos.
Os diré mi parecer,cada vez las "hacen" peor. Sus contenidos,las fotos,los personajes que escogen de protagonistas. Yo lo considero como un plato gastronómico. Si comes paella. El pescado escaso y malo,el arroz pasadete,los ingredientes de baja calidad y mal condimentados... Aunque a uno le guste la paella con locura,la aburre,...la detesta y no vuelve a comerla. Y para mas inri que te cobren un pastón.
Con ello no deseo menospreciar a la señoras que hacen uso de ellas.Cada uno con sus gustos,aunque para mí no le veo la punta. En mi caso,creo que serviría para verlas como el "corral de la comedia" en malo.
Los personajes no sé si salen gratis o los pagan. Como escogen el personal de cada ejemplar,y cual es el tema a tratar. Creo que algunos sirven de muestra para que nos veamos nosotros con arrugas,rostros deformados de tanta cirugía. Ejemplos ejemplares de sus vidas,de sus casas,de sus parejas...de sus hijos.  No tienen el
menor reparo de enseñarlos de cualquier edad y en cualquier posición por insulsa que sea.
Solo deciros que el año 2016 contaban con una media semanal de 6.507.000 lectores. Un poco inferior al año anterior 2015, que llegaba a los 7.285.000. Para mí veo unas cifras bárbaras,pero claro,entre gustos no hay nada que oponer.
¿Por qué leemos revistas del corazón?
He buscado respuesta a esta pregunta por algún experto,y nos dicen,"de los medios de comunicación "rosa". Un porcentaje impresionante de lo que sale por televisión o en la prensa escrita tiene que ver con la vida de los famosos. Algunos comenzaron siéndolo por motivos exógenos (reyes y nobles, políticos, actores, músicos). Otros lo son porque en algún momento entraron en conexión estable con un famoso o famosa. Y así la red social del corazón se extiende en varios niveles de profundidad.
Los medios rosa apelan a un instinto muy primario que nos impulsa al cotilleo (voy a traducir "gossip" así, aunque es posible que haya una traducción mejor, ya me dirán). Una de las hipótesis más conocidas para explicar la prevalencia del cotilleo en la especie humana se debe a Robin Dunbar (1). Éste observa que los primates necesitan alianzas cooperativas dentro de los grupos para protegerse de los altibajos sociales que ocurren en los mismos. Estos animales cimentan sus alianzas cooperativas a base de acicalarse ("grooming")

unos a otros (fundamentalmente peinándose con los dedos y quitándose piojos), actividad con la que segregan endorfinas que les hacen sentirse a gusto con el acicalante. Llegan a emplear un 20% de su tiempo en estas actividades, de manera que su utilidad deber ser notable. Cuando el tamaño del grupo crece para soportar la presión competitiva de otros depredadores, el acicalamiento resulta ser ineficiente como cemento de las alianzas. Y surge el lenguaje como sustituto."
Para añadir,para vuestro descargo, solo deciros que si tienes unos días de vacaciones y enciendes la televisión, no sientas culpabilidad si te quedas mirando un buen rato un programa de esos. Seguramente está segregando endorfinas de manera más natural y saludable que alguna de las alternativas posibles.
Tomàs,clase turista,de paso...cuidaros vuestro corazón.
.....................................

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada