dimarts, 1 de novembre de 2022

POESÍA : Hoy, Ángela Figuera Aymerich (1902-1984)

Hola amigos,amigas y amantes de la poesía. Hoy 1 de noviembre,deseo conmemorar el día con poesía,y no de una cualquiera (en poesía todos y todas son grandes) más bien de Ángela Figuera Aymerich (1),que en mi caso desconocía. Como millones de cosas +.
" Republicana, perdedora de la guerra civil, represaliada -y todo ello, también su marido, un ingeniero y socialista-, la bilbaína Ángela Figuera Aymerich (1902-1984)(**) fue una de las más eximias representantes de la poesía desarraigada, esa corriente poética de carácter social, pesimista y angustiada de la posguerra de la que ya hablamos con ocasión de otros poetas de su tiempo. Junto a dos paisanos suyos, el donostiarra Gabriel Celaya y el también bilbaíno Blas de Otero, Ángela Figuera forma el llamado "triunvirato vasco" de esa poesía social y casi existencialista de los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo.
Fue profesora, hasta que el franquismo le quitó la plaza y el título -Filosofía y Letras, por la Complutense, previo paso por la Universidad de Valladolid-. Fue bibliotecaria, en la Biblioteca Nacional de España y también en los primeros bibliobuses que llevaban libros a los barrios más humildes de Madrid. Se retiró un tiempo en los duros cuarenta con su hijo en Soria, donde conoció aún mejor a Machado: "Me fui con tu libro allí / y luego no hacía falta: / todos tus versos, Antonio, / el Duero me los cantaba. / Siempre los canta". Publicó poesía durante cuarenta años; fue elogiada por Juan Ramón Jiménez, por Pablo Neruda, por León Felipe, por Max Aub, por Carmen Conde. Volvió en 1971 a Madrid con su marido, recién jubilado, tras residir muchos años en diversas ciudades, ganándose la vida con diversos oficios y destinos poco estables, como muchos otros perdedores de la guerra.
El poema que hoy os traigo pertenece a Mujer de barro, un poemario de 1948. Son los tiempos durísimos de la postguerra, especialmente para los perdedores. Tiempos de estrecheces y de carencias, y no solo materiales. Muy pocos desde dentro de España le dijeron en letra impresa al régimen franquista tantas verdades como Ángela Figuera Aymerich en esta cincuentena de versos desnudos de todo artificio, sin rima alguna, sin medida o estrofa estable, pero de un gran aliento poético. ¡Y esos 
tres versos finales, mayúsculas incluidas!"
Arsenio Escolar Ramos,periodista.
Arsenio Escolar nos recita,"No quiero" de  Ángela Figuera Aymerich.
Pienso que ha sido un gran hallazco,al menos para mí.
Tomàs,clase turista,de paso...
nos falta mucha poesía.
=====================
---------------------------------------
ANEXO.  Ángela Figuera Aymerich en la voz de Elena Medel. Seguimos con el ciclo poético en el que queremos dar cabida y difusión a la poesía. Poemas leídos en voz alta que son diferentes animales, poemas leídos en silencio. Poemas leídos por otros poetas. En definitiva este ciclo que hemos bautizado "Cómo respira un poema", en el que queremos dar cabida y difusión al verso. Damos paso a Ángela Figuera Aymerich en la voz de Elena Médel. No dejéis de ser felices
================================
OrquestaMúsicaMaravillosa*CuandolosSantosSalendePaseo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada