dilluns, 27 de setembre de 2021

EMPRENDEDORES : Cartas personalizadas para ayudar a recordar

Hola amigos y amigas. Este día viendo la tele -que no todo es negativo por suerte- coincidiendo de celebrarse el Día Mundial del Alzheimer dieron la noticia que tres estudiantes de LEINN (Liderazgo Emprendedor e Innovación) han diseñado un juego pensado para personas con alzheimer u otras dolencias que afectan a la memoria. Se trata de barajas diseñadas con imágenes, nombres y parentescos de familiares con los que estimular su mente de forma lúdica.
Según hemos podido saber se basan en que el olvido es la parte más dolorosa de la enfermedad tanto para quienes padecen alzheimer o dolencias similares como para sus allegados. Con el objetivo de ayudar a ralentizar ese proceso, tres estudiantes del campus de Oñati (Gipuzkoa) han puesto en marcha Medori (1); una iniciativa que comercializa mazos de cartas personalizados con imágenes de las personas relevantes para cada paciente.
Son tres estudiantes,donde la iniciativa partió de la arrasatearra Maider Alonso, la durangotarra Naia Parra y la mallabiarra Eider Hoyos, componentes de la asociación junior empresa Duiit.(2)
Según dicen la idea partió de una experiencia previa con personas mayores como una vivencia personal. Las Navidades pasadas crearon puzzles personalizados dirigidos a personas usuarias de las residencias de ancianos que pasaban por una etapa de soledad al no poder recibir visitas.
Están sensibilizadas también con el alzheimer, porque Hoyos y Alonso lo han vivido de cerca con su abuela y abuelo, respectivamente. "Sabemos que cuando íbamos a visitarles nos reconocían de alguna forma, sabían que nuestra cara era familiar, de alguien cercano que les quiere; pero no tenían ni idea de quiénes éramos, ni nuestro nombre ni que éramos sus nietas". Creen que esa es la parte que más impacta a las familias, por eso el objetivo del juego es ayudar a estimular esos vínculos de forma lúdica.
Crearon los primeros prototipos y los probaron en varias residencias. Con los comentarios recibidos fueron realizando cambios hasta llegar al formato actual.
EN QUE CONSISTE

Consta de un mazo  de cuatro cartas por persona: foto, nombre, parentesco y una combinación de las dos últimas. Animan a utilizar la imaginación, ya que "dan pie a muchas cosas", pero proponen seis juegos: utilizar la carta de la foto para hacer preguntas, describir a una persona y que la señale, ponerlas bocabajo y que
encuentre el nombre y la foto que le corresponde, crear el árbol genealógico combinando foto y nombre... Las cartas son un apoyo para ayudar a recordar, a estimular la memoria, y el juego se puede adaptar a cada paciente, por ejemplo, reduciendo el número de cartas.
Las cartas son una forma "dinámica y divertida" de recordar a familiares y amigos, con la que quieren contribuir a mejorar el proceso de deterioro tan difícil

tanto para quien lo padece como para su entorno.
FORMA DE ADQUIRIRLAS
Tiene un precio único de
35€ y se adquiere en la web de Medorimedori.duiit.es–. Para la personalización necesitan una foto "clara y de frente" de cada persona, su nombre y su parentesco; así como un árbol genealógico o árbol de vida. Se desea abarcar a todas las personas importantes, puede ser un vecino, la mejor amiga… no necesariamente un familiar directo. Con ese material diseñan la baraja y la envían a una fábrica de Málaga para su producción. El plazo de entrega es de 15-20 días. Junto al mazo, el juego incluye una hoja de evaluación y el árbol de vida, para que puedan jugar con cuidadores o trabajadores de la residencia, ya que no pueden hacerlo

de forma autónoma.
Hay que congratularnos tener personas tan emprendedoras e innovadoras para mejorar nuestras

vidas y maneras de vivir.

Tomàs,clase turista,de paso...
Aupa por Ellas !!!

----------------------
NOTAS.
(1) El nombre es un juego de palabras entre memory –memoria, en inglés– y Dori, el pez de dibujos animados que pierde la memoria cada tres segundos.

(2) https://www.duiit.es/

(2 bis) https://medori.duiit.es/index.php/juego/

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada