dilluns, 16 de gener de 2017

EXTRENO MUNDIAL : "El Gran Teatro del Mundo" en todos los pueblos,plazas,aldeas y ciudades del mundo" Arriba el telón...

Hola amigos y amigas.Estoy otra vez a la palestra para iros informando de este novísimo 2017,que por lo se aprecia,será un año para recordarlo,y yo con estos "pelos" recuperándome aún de la "gripe",en otros tiempos llamada más bien la peste. 
Peste palabra llamada y aplicada en los desmanes de la vida. Peste por  misería,peste por guerras,peste por especulación...

Este auto sacramental que fue representado por primera vez durante las fiestas del Corpus Christi de Valencia en 1641, aunque se sitúa su escritura entre 1633 y 1636, compara la vida humana con una representación teatral donde los personajes realizan buenas y malas acciones y quienes actúen con rectitud pueden acceder eventualmente a la vida eterna. De la misma manera en que se plantea en La vida es sueño, El Gran Teatro del Mundo plantea la tesis de que solo con la muerte se despierta a la vida.  
En El Gran Teatro del Mundo, Calderón describe a la vida como una escenificación cuyos personajes son actores de una gran comedia. Es imaginar al mundo como una enorme puesta en escena donde a cada cual le toca encarnar su papel y donde al final de la función (la vida) cada personaje ha de recibir la salvación o el castigo según haya obrado bien o mal. 
Este auto sacramental es una gran alegoría que se sostiene en ejes temáticos profundamente existenciales como el sentido de la vida, la fugacidad del tiempo y la muerte, dentro de los que se inscriben el resto de los problemas humanos de siempre; esto es, el poder, la miseria, el hambre y la pobreza entre otros. 
El Gran Teatro del Mundo es el teatro dentro del teatro; juego escénico puro, donde se representa a los hombres incluso antes de ser concebida su materia, a los que Dios (el Autor) entrega el soplo de vida, para formar el reparto y la utilería propia de cada rol, con el natural gusto o disgusto de algunos. Luego vienen el nacimiento, el desempeño o actuación de cada uno a través del teatro de la existencia, la muerte y el premio o castigo final. 
El Gran Teatro del Mundo es un producto del pueblo español y de una época puntual, el siglo XVII. Es un auto sacramental, (auto=acto) considerado como la obra cumbre y más lograda, tanto del autor como del género sacro-alegórico (eucarístico). 
Los autos sacramentales estaban dedicados al sacramento por excelencia: la Eucaristía, y en sus orígenes se representaban solo el día del Corpus Christi. Son obras en verso, e tema religioso, bíblico, moralistas y de fácil comprensión, pues estaban destinadas al pueblo. Son obras alegóricas, es decir,
sus personajes no son seres de carne y hueso, sino la representación de otra cosa: el bien, el mal, las virtudes y los vicios, la vida y la muerte. 
El Gran Teatro del Mundo está escrito en verso irregular y comienza con una introducción en que el Autor conversa con el Mundo para proponerle una comedia del hombre, haciendo un prólogo de lo que va a ser la obra a la que se le dará un valor trascendental y teológico. 
A medida que los personajes van apareciendo reciben su papel. Luego, el Autor preside desde su globo terrestre la representación de la comedia humana, realzando a cada paso la importancia y trascendencia de los actos por medio del estribillo “haz el bien, que Dios es Dios”, repetido insistentemente por la Ley. Este es el nudo de la obra.
Nosotros para dar un `poco partida al teadro que tenemos abandomado deseamos afrecer con permiso
de los archivos de TVE,de su espacio "Teatro de siempre" que tan buenos ratos nos depararon -algunas veces mejores que hoy en día,con todos los adelantos y artefactos que hay. Refresentada desde "EL Corral de Comedias" de Almagro (Ciudad Real).
http://www.rtve.es/alacarta/videos/teatro-en-el-archivo-de-rtve/teatro-siempre-gran-teatro-del-mundo/2479952/
Esperamos que disfruteis y que cada uno de nosotros/nosotr@s nos veamos representados en el papel.
Tomàs,clase turista,de paso...todos en nuestro papel.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada