dimarts, 13 de desembre de 2016

EMPRESAS :"Nuevos métodos para mantener en plantilla a los mejores empleados"


Hola amigos y amigas. Estoy un poco cansado de oir que nuestro país no aprovecha bien las horas de trabajo. Que no somos competitivos. Que estamos mucho en el trabajo pero que no rinde lo suficiente. Hemos preguntado si nuestros patronos hacen lo correcto con sus trabajadores. Hemos preguntado a nuestros trabajadores si hacen lo que deben,y no que lo hacen ver. Se a preguntado al patrón si paga lo correcto,o mira de explotar a su productor. 
Seamos realistas,el trabajo no es una ONG. Si el patrón no necesitara la mano de obra,no tendría ningún trabajador en su empresa,y si el trabajador no necesitara el dinero,creen que trabajaría.No hay uno sin
el otro.
 
El trabajador trabaja a gusto en su empresa. Hace lo que verdaderamente le gusta,o tiene ese trabajo por que no ha encontrado otro. El empresario sabe si sus trabajadores trabajan a gusto,y se les paga lo correcto. 
Ya se que en tan poco espacio de tiempo he realizado preguntas que en la práctica no tienen respuesta,y muchas veces unos y otros no les interesa decirlo.
Todo ello viene a cuento de una gacetilla que he leído estos días y no tiene desperdicio.
Se titula "Un medidor del descontento" y dice así,"Un dispositivo situado a la salida y dos botones: verde si has tenido un buen día; rojo si ha sido malo. Así de simple es la propuesta de Celpax, un proyecto
emprendedor hispano-sueco que pone patas arriba los sistemas convencionales de medición de clima laboral. "El problema de las encuestas anuales es que recogen cosas del pasado, muchas de las cuales ya no se pueden cambiar. Nuestro sistema permite medir el clima laboral en cualquier momento, cuál es el efecto que ha tenido en la plantilla un anuncio o un hecho concretos", explica Bart Huisken, su cofundador y presidente.

Diariamente, de forma voluntaria y anónima, los trabajadores pulsan en función de cómo ha ido su jornada. Además, cuando la empresa lo estima oportuno, se les formula una única pregunta, también anónimamente: "¿Qué nos hace pulsar verde o rojo?", lo que permite profundizar en las razones de la decisión y adoptar medidas.
"Muchas veces detrás de un rojo hay cosas pequeñas,
que molestan, pero que tienen fácil solución, como que se prometió café pero luego nunca hay cápsulas en la máquina", dice Huisken.
La ventaja, añade, es que los empleados hablan y descubren que ellos mismos también pueden responsabilizarse de mejorar sus condiciones de trabajo. "Que las cápsulas del café estaban en el almacén pero nadie se había preocupado de ir a buscarlas".
Que empresas aplican estos criterios o algo parecido. Seguro que algunas dirán que son tonterías,y otros que cuanto les costará eso.
Se da la circunstancia que en algunas empresas se dejan marchar a sus mejores trabajadores por nimiedades y otros se quedan "sin dar un palo al agua" y despues se quejan del personal.
Ya se que con este escrito no he inventado "la sopa de ajo",pero me he quedado descansado al decir lo que pienso.
Tomàs,clase turista,de paso...con las buenas empresas y con los mejores productores.
----------------------------
Para saber más

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada