dilluns, 30 de novembre de 2015

RECOMENDADO: "Una bomba de efecto retardado" por Milagros Pérez Oliva

Hola amigos y amigas.Siempre os hablo de los contertulios y contertulias de la tele que los que más veo,y sobre todo los de TVE,TV3 y 8tv. De todo el pelotón que veo y escucho, unos o unas se les ve la patita por debajo de la puerta,como el cuento de los cabritillos,y los segundos lo que más les interesa es promocionarse y estirar la mano a final de mes,y las terceras  que siempre dicen algo interesante hablen del tema que hable,aunque no abunden. Una de ellas es la catedrática y periodista Milagros Pérez Oliva,siempre tan ponderada y sabiendo lo que dice con
Milagros Pérez Oliva
causa. Creo que es de esas personas que vale la pena escuchar y aprender.

De Pérez Oliva leí ayer un artículo titulado,"Una bomba de efecto retardado",que no tiene desperdicio y hay muchas personas que no hablan de estos temas,o piensan y dicen que no van con nosotros,que dicen ellos.
"Ofrecer asistencia privada en un hospital público supone introducir la lógica del mercado allí donde debe predominar la ética de la prioridad. A la larga puede afectar a la legitimación social del sistema.
Uno de los debates que Cataluña deberá afrontar en la nueva legislatura es si debe permitir que los centros públicos ofrezcan en sus instalaciones asistencia privada y si el modelo del que es paradigma el Hospital Clínico de Barcelona es generalizable a todo el sector. El Clínico es un centro de titularidad pública que sin embargo alberga una sociedad denominada Barnaclínic que ofrece asistencia privada en las instalaciones del centro y con facultativos del propio hospital. Otros muchos centros concertados han adoptado iniciativas parecidas. El debate sobre la convivencia entre lo público y lo privado en el mismo centro es complejo, como se ha visto en la X jornada anual de los Comités de Ética Asistencial de Cataluña dedicada a este asunto.
Lo primero que hay que constatar es que si la iniciativa privada está tratando de colonizar o parasitar de diversas formas la red pública de hospitales, ello es debido a un cambio de paradigma que hemos de celebrar: hace treinta años se presuponía que la calidad asistencial y la innovación estaban en el sector privado. Ahora, nadie discute que la garantía de calidad asistencial e innovación está en el sistema público, lo que demuestra lo mucho que ha mejorado su gestión. Y también el acierto político de consolidar un modelo que tiene una alta valoración ciudadana y que además de calidad, garantiza equidad en el acceso. Con iniciativas como la del Clínico, la nítida división funcional entre red pública y red privada se desdibuja.
Los gestores que defienden esta opción ofrecen algunos argumentos consistentes: con este modelo se aprovechan mejor instalaciones y utillajes que están infrautilizados; el centro puede fidelizar a sus profesionales ofreciéndoles una remuneración adicional; y en algunos casos, una parte de los beneficios obtenidos por la asistencia privada revierte en mejoras en el propio centro. 
Todo eso puede ser cierto. Pero no deja de ser un planteamiento meramente economicista. Las razones de eficiencia son importantes, desde luego, y más en tiempos de recortes. Pero no son las únicas a tener en cuenta. Hay también consideraciones sociales y éticas. Los ciudadanos pueden preguntarse por qué se
Hospital Clínico de Barcelona
destinan esos recursos públicos a satisfacer una demanda privada cuando hay largas listas de espera para ser atendidos en esos mismos hospitales. Si se trata de aprovechar quirófanos que estarían cerrados por la tarde, ¿por qué no se usan para acortar esas listas de espera? Los gestores responden que el Servicio Catalán de Salud no lo financia. Habrá que dirigir pues la pregunta al Departamento de Salud que mientras mantiene cerradas instalaciones propias, deriva pacientes a clínicas privadas mediante conciertos especiales.

(si deseais terminar de leer el artículo)http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/11/28/catalunya/1448745469_294441.html 
Milagros Pérez Oliva,(El País,29-11-2015)
Espero que os haya gustado como a mí. Tambien me agradaría saber, uno por uno, que piensan todos los parlamentarios elegidos democraticamente en las últimas elecciones al Parlament de Catalunya. Haber que coincidencias hay, y quien piensa distinto.
Tomàs,clase turista,de paso...con la sanidad universal.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada